Cabestrillo brazo

Los mejores precios en cabestrillos online

Si has sufrido una lesión en el hombro, el codo o la muñeca, es posible que debas usar un cabestrillo de brazo para ayudar a protegerlo durante la recuperación. El cabestrillo mantiene su brazo inmóvil y pegado a tu cuerpo, por lo que evita que algún movimiento no adecuado recaiga sobre la zona afectada. Aquí te ofrecemos todas las ofertas en cabestrillos online.

Cuándo se usa el cabestrillo?

  • Después de una fractura: que puede ser del hombro, del codo o de la muñeca. Dado que es muy importante inmovilizar el brazo para asegurarse de que los huesos se curen correctamente. El cabestrillo mantiene el brazo quieto y en su lugar para asegurarse de que los huesos se unan correctamente.
  • Después de una cirugía de hombro: se suele indicar para evitar que los músculos alrededor del hombro se contraigan demasiado e interrumpan el proceso de curación. Es especialmente útil para cuidar tendones y articulaciones alrededor de la zona.
  • Después de un accidente cerebrovascular: se trata de una lesión grave que puede causar parálisis en su brazo, pierna o ambos. El cabestrillo ayuda a sostener su brazo y evita que algún movimiento cause dolor.

Cómo usar un cabestrillo correctamente?

Si se requiere de un cabestrillo, es importante usarlo adecuadamente. Así también evitamos que se acumulen líquidos o sangre (coágulos) en la zona. El uso correcto nos asegura que el brazo se cure de manera correcta. Por eso es interesante tener en cuenta algunos consejos:

El cabestrillo debe encajar perfectamente alrededor del codo. La mano debe llegar al final del mismo. Hay que asegurarse de que la mano no quede colgando, ya que esto se debe a que el cabestrillo es demasiado pequeño. También debemos cuidar que la correa no nos haga daño en el cuello, que puede pasar por estar muy ajustada o mal colocada. Las correas suelen ser acolchadas para evitar esto. El ajuste puede ser mediante velcros, cremallera, cordones o botones.

Errores comunes

Hay que saber que si se usa el cabestrillo incorrectamente, puede causar dolor y además retrasa el proceso de curación. Un fisioterapeuta puede enseñarnos cómo colocarlo de manera correcta.

1️⃣ Si el cabestrillo está demasiado suelto no mantendrá el brazo en su lugar, y puede provocar una tensión innecesaria en el brazo. Debemos asegurarnos que soporte el brazo y antebrazo, y que el codo se mantenga en un ángulo de 90 grados.

2️⃣ Si el cabestrillo está demasiado apretado puede intervenir en el flujo de sangre, privando a los tejidos de oxígeno y dañando su brazo, mano o dedos. Si sucede esto, seguramente sentiremos un hormigueo en la zona.

3️⃣ Si el brazo cuelga demasiado abajo, el peso puede aumentar la tensión en su brazo, hombro o manos, y esto no es para nada recomendable. Recuerda que el codo debe estar siempre a 90 grados. Lo cual puede lograrse muy fácilmente ajustándolo de forma correcta.

Objetivo del cabestrillo

El objetivo de usar un cabestrillo es proteger el hombro y el brazo mientras sana. Pero esto no significa que no deba seguir usando los músculos del brazo durante la recuperación. Durante este proceso, los médicos generalmente recomendarán que se retire el cabestrillo y se realicen ejercicios dos o tres veces por día para mantener bien las articulaciones. Hoy en día existen muchos ***aparatos de rehabilitación para este propósito. Son muy sencillos y pueden usarse tranquilamente en casa. El objetivo principal es crear resistencia para mejorar la fuerza en la zona.