Presoterapia

Presoterapia en casa

Uno de los tratamientos que está teniendo mucho reconocimiento últimamente es la presoterapia, tanto por sus beneficios estéticos como de salud. La presoterapia es una técnica médica indicada para ayudar a un drenaje linfático adecuado. Normalmente se aplica en personas con alteraciones en el sistema circulatorio, como piernas cansadas, arañas vasculares, edemas, celulitis y acumulaciones de grasa.

¡Descubre todas las ofertas de la presoterapia para adelgazar y para rehabilitación!

Cómo es la presoterapia?

Se realiza aplicando aire a presión en el cuerpo, y su traje consta de varias partes según las áreas del cuerpo que se quieran tratar. Estas partes pueden ser una faja, para el abdomen, unas botas para pies y piernas, y otras partes adaptadas para brazos, glúteos, pies, etc.

Es una técnica muy sencilla de realizar, no es dolorosa, es eficaz, saludable y bastante económica. Además, ofrece resultados inmediatos y brinda una sensación de alivio y descanso increíbles.

Antiguamente solo se podía acceder a ella en centros especializados, pero ahora contamos con la opción de comprar el equipo y realizarla en casa cómodamente.

Origen de la presoterapia

La presoterapia nace en alrededor de los años 60. En un principio se utilizaba solo para tratar problemas vasculares. Pero 20 años más tarde, el avance de la ciencia y las investigaciones médicas concluyeron que era muy efectiva para otras dolencias, y también para tratar problemas estéticos, como la celulitis y la acumulación de grasa.

Cómo funciona la presoterapia?

Cuando la persona se coloca el traje neumático, se enciende la maquina o compresor, que es la que aplica la presión de aire en forma ascendente. Esta presión otorga a la corriente sanguínea el impulso que necesita para un rápido retorno al corazón. La presión de aire se aplica de forma controlada de acuerdo a cada paciente y a la parte del cuerpo que se va a tratar. Con esta técnica, se logra la sensación de un masaje linfático que no puede lograrse con otras técnicas. Logrando así una relajación única, junto con la eliminación de líquidos, toxinas, edemas o varices.

Cada sesión de presoterapia puede durar entre 30 y 45 minutos. La cantidad de sesiones dependerá de cada paciente. Las máquinas de presoterapia están dotadas de programas personalizados que se adaptan a las necesidades de cada caso.

Beneficios de la presoterapia

  • Mejora la circulación:  para obtener así diversos beneficios. Como estimular la circulación para desechar todo lo que nuestro cuerpo no necesita (toxinas).
  • Activa la circulación: con el fin de favorecer aún más la eliminación de toxinas y reducir problemas como el cansancio y la pesadez en las piernas (varices). Por ello está muy recomendada para mujeres embarazadas y personas con problemas de circulación.
  • Ayuda a perder peso: puesto que los masajes estimulan el sistema linfático y ayudan a rebajar la grasa acumulada. De manera que nos deshacemos del líquido extra de nuestro cuerpo. Si combinamos la presoterapia con una dieta correcta y ejercicios diarios, podremos lograr muy buenos resultados.
  • Reduce la celulitis: mejora la apariencia de la piel de naranja. Al mismo tiempo es un buen complemento para tonificar nuestros músculos y articulaciones. Estos efectos aumentan si la persona practica ejercicio de forma regular.
  • Relaja los músculos: alivia las contracturas y los dolores. La presoterapia es buena para combatir la fatiga muscular.
  • Tonifica los músculos: especialmente en la zona abdominal, que además, sus movimientos favorecen el tránsito intestinal, ayudando a combatir problemas de estreñimiento.
  • Aliviana nuestro cuerpo: Es un gran tratamiento alternativo para sentirnos más saludables, livianos y llenos de energía. Además estimula el sistema inmunológico.

Resumen de los efectos y ventajas de la presoterapia

  • Está indicada para problemas médicos y estéticos
  • Trata la retención de líquidos
  • Trata edemas y linfoedemas
  • Estimular el sistema circulatorio
  • Es un tratamiento para combatir la obesidad
  • Elimina y reduce la celulitis, además de prevenirla
  • Elimina toxinas y grasas acumuladas
  • Muy aconsejable en tratamientos postoperatorios, como por ejemplo, la liposucción y la mastectomía.
  • Ayuda a recuperar la elasticidad de la piel, facilitando la regeneración tisular y aumentando el aporte de oxígeno a los tejidos.

Casos en los que no se aconseja la presoterapia

A pesar de ser una técnica sencilla, no dolorosa, no invasiva y que, prácticamente no tiene contraindicaciones, hay algunos casos en los que no es recomendable aplicarla:

  • Si el paciente sufre de Trombosis Venosa Profunda (TVP)
  • Si presenta alguna infección o herida en la zona a tratar
  • Si hay dolor o entumecimiento corporal
  • En casos de enfermedades cardíacas graves
  • Si la persona lleva un marcapasos
  • En caso de embarazo
  • Si se trata de un paciente oncológico