Zapatos ortopédicos

Beneficios de los zapatos ortopédicos

Es aconsejable ser conscientes de la importancia de usar el calzado adecuado, ya que un buen apoyo es vital para mantener sin dolor no solo los pies, sino también tobillos, pantorrillas, rodillas, caderas e incluso la espalda.

Es posible que necesite zapatos ortopédicos si tiene una malformación en el pie o en algún dedo, una lesión en músculos o tendones, los conocidos juanetes, una ulcera o llaga abierta (muy común en personas diabéticas) o alguna enfermedad neurológica que afecta los pies.

Importancia del calzado ortopédico

Los zapatos ortopédicos corrigen la mecánica del pie y sostienen su estructura. Teniendo en cuenta también las zonas cercanas que puedan verse afectadas, como el tobillo o las rodillas. Tienen una serie de características y funciones beneficiosas desde el punto de vista médico que los distingue del calzado de uso diario. Son muy resistentes y están diseñados para ayudar a caminar normalmente. Esto no significa que debamos encargar zapatos «a medida», ya que suelen ser más caros y ahora existe una gran variedad de modelos entre los que podemos elegir según nuestras necesidades.

Cuándo usar zapatos ergonómicos

A medida que envejecemos, puede resultar más probable la necesidad de un calzado especial. Sin embargo, los zapatos ortopédicos pueden recomendarse para personas de todas las edades, ya que la mala mecánica de los pies puede afectar a todos, jóvenes y viejos. Afortunadamente, hoy en día los zapatos ortopédicos no tienen que ser feos como sucedía antiguamente. Hay muchas opciones en lo que se refiere a colores y formatos. Puedes elegir desde los informales hasta los más elegantes, y además hay para todas las edades. Asique ya sabes: hay muchas maneras de cuidar tus pies :)